Los órganos de Ille sur Têt

El paraje de los órganos aparece como un anfiteatro de paredes talladas en gigantescas columnas, con una altura de 10 a 12 metros. Este paraje árido, igual de bonito que de frágil, es una obra natural transitoria, en constante cambio. Cada vez que llueve, cada vez que sopla el viento, las antiguas formas se borran para dar paso a otras nuevas.

Orgues 2

Panorámica de 5 fotos horizontales. A la derecha las columnas sin sombrero, al fondo a la izquierda las chimeneas de hadas. Pinchar en la imagen para verla en 10307 x 2285.

El ‘circo’ por el que paseamos durante la visita, era antes una colina… Imaginar cada una de las columnas conectadas unas con otras, a ambos lados, y veréis al cantidad de tierra desaparecida por la erosión.

Orgues 1

Panorámica de 6 fotos horizontales. A la derecha las bases de las chimeneas de hadas, al fondo las columnas sin sombreros.. Pinchar en la imagen para verla en 10702 x 2421. ¡Tom se ha clonado!

Las columnas de roca arenosa son chimeneas de hadas, llamadas también «señoritas con sombrero» debido a la capa dura que las cubre y las protege un poco de una erosión demasiado rápida.

Chimeneas de hadas

Formación de las chimeneas de hadas.

Donde la vegetación es escasa y el sombrero menos protector, pueden formarse los primeros surcos. Cuando llega a la capa blanda, la incisión es rápida. Por lo tanto, la erosión trabaja de manera diferencial, la excavación es más intensa en la parte blanda, lo que hace disminuir el diámetro de la columna . El sombrero pierde asiento progresivamente y terminara por derrumbarse, en un bloque o en pedazos según su morfología.

Detalle sombrero.

En el laberinto del lugar, se puede ver y comprender el papel protector del sombrero: allí donde desaparece, las columnas se desploman.

Laberinto

Las columnas de las hadas evolucionan más lentamente que los flancos surcados del paraje debido a su verticalidad: en efecto, una gota de agua que se desliza por el flanco de una chimenea y desciende por su propio peso se limita a arrastrar una grano de arena. La repetición de este proceso graba los famosos «tubos de órgano».

Tubos de órgano.

En las pendientes menos pronunciadas, las incisiones en «tubos de órgano» aparecen con más vigor que en las columnas. El agua se concentra y fluye por estas acanaladuras que prefiguran futuros barrancos.

Columnas con sombrero y sin sombrero.

Hay que señalar que el nombre de «paraje de los Órganos» es local y puede prestarse a confusión. En efecto, el término de órganos se utiliza en geología preferentemente para vaciados de basalto que solidifican en largos tubos. Aquí no hay nada volcánico en el origen de este paisaje.

Detalle erosión.

Ahora el resto de las fotos, que disfrutéis del paseo.

Disculpar por le vídeo, se me desactivó el HD sin darme cuenta 🙁


Ver Cosas para fotografiar en un mapa más grande

14 comentarios en “Los órganos de Ille sur Têt

  1. Hola Óscar 🙂

    quería agradecerte la visita y amables palabras en mi diario loco, siguiendo al peregrino Senovilla 🙂

    Te felicito por la serie de fotografías y las magníficas explicaciones de todas ellas… ya me quedo echando un ojillo 🙂

    un abrazo

  2. Pingback: 1, 2 y …3 mmmmm

Responder a dreamflow Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.